‘Fear The Walking Dead’: aforo limitado para zombis

Mucho se ha hablado de la serie apéndice que el filozombi Robert Kirkman ha parido a rebufo del éxito ‘The Walking Dead’ y cuyo enfoque ha dividido en dos al fiel fanbase de la serie matriz. El reproche más recurrente entre los prosélitos de la franquicia es que en ‘Fear the Walking Dead’ no aparece el número de zombis suficiente para saciar su sed de mitomanía zombi y que, por lo tanto, no es una serie que esté a la altura de su progenitora. “No es una serie de zombis”, proclaman, como si TWD no fuera precisamente eso –una serie de zombis– y sí un género en si mismo. Parece que si por ellos fuera darían el visto bueno a considerar ‘The Walking Dead’ como la forma categórica de ordenar y enmarcar cualquier serie en la que aparecieran zombis. Y tan panchos. Así podrían proclamar a gusto que tal o cual serie es –o no– una ‘The Walking Dead’ y ahorrarse los aburridos matices. Economía freak.

5590725a251718342e80b39c_fear_the_walking_dead_cast

Típica foto familiar sin zombis

Sorteada la lectura trollera lo cierto es que, efectivamente, en FTWD no aparecen tantos zombis como se podría esperar. Puede que la pre-secuela haya alimentado nuestra expectativa en lo que refiere al número de muertos vivientes que deberían aparecer en la postprecuela, hasta el punto de desear que ocupen cada centímetro de nuestras pantallas todo el santo rato. Pero precisamente por eso, porque en FTWD meten zombis con mesura, estamos hablando de otra serie. Lógico. ¿Por qué TWD y FTWD deberían parecerse? ¿Qué gracia tendría hacer dos series iguales, más cuando la primera sigue en antena? El bueno de Kirkman es un tipo afortunado por poder dedicar su tiempo a escribir historias, pero no creo que tenga putas ganas de malgastarlo escribiendo las mismas historias. Y bien que hace. Porque tampoco a nadie le gusta tener dos veces el mismo cromo. El ‘tengui y falti’ de toda la vida tiene vigencia en el mundo seriéfilo, cuyos habitantes estamos condenados a pasar mucho de nuestro tiempo frente a una pantalla. No es cosa baladí esto del tiempo y la muerte. Así que, si ya lo tengo, ¿para qué lo quiero dos veces?

1512robert-kirkman-zombies-

Y mira que a Kirkman le gustan los zombis…

FTWD es una serie de zombis, sí. Pero antes que eso es un drama familiar. Ese es el enfoque con el que Kirkman ha querido marcar las distancias respecto a TWD. La serie plantea un escenario de familia disfuncional sobre el que se construye el relato del génesis zombi, situando al espectador en el momento en el que florece el virus y empieza a alterar la vida de esos seres humanos normales, con sus vidas occidentales normales, con sus divorcios normales, sus custodias compartidas normales y sus normales adicciones a la heroína como forma de evadirse de esa realidad –la vida occidental ya es en si misma bastante post-apocalíptica–.

Pero la pregunta que tal vez debamos hacernos no es si en FTWD la cantidad de zombis ‘da para paja’, sino si la ausencia o dosis mesurada de éstos puede constituir un baremo para valorar la calidad de la serie. Lo digo porque vengo leyendo algún que otro blog en el que, en réplica al reproche masivo de los cuenta-zombis, afirman que FTWD está subestimada apelando únicamente a ese argumento: que los zombis no son el núcleo de la serie y que ésta no vive sólo de las vísceras sino que trata de contar, en primer lugar, un drama. Cierto. Pero que el enfoque de la serie sea más costumbrista, por así decirlo, no debería ser razón suficiente para convertir el argumento en una vara con la que medir su calidad. De hecho, la serie adolece de muchos aspectos en los que la serie matriz demuestra ser mucho más solvente. El pulso narrativo, por ejemplo, es mucho menos intenso en ésta que en TWD. Algunas escenas ocultan información innecesariamente o terminan de forma abrupta sin dejar nada en alto en un avance a menudo errático que te somete a un intermitente fruncimiento de ceño. La serie está minada de esos momentos en los que, si miras la serie acompañado, no puedes evitar proferir comentarios en voz alta tipo “¿Y esto por qué?”, “No me lo creo” o “¡Mátalo, estúpida!”. ¿Y que me decís del final de temporada? Dicen los que saben narrar que si quieres contar algo de especial intensidad dramática y además quieres que parezca creíble tienes que darle un desarrollo, macerar el conflicto, ir de la A a la Z. Bueno, pues ahí Kirkman se ha saltado el abecedario.

Alycia Debnam Carey as Alicia and Frank Dillane as Nick - Fear the Walking Dead _ Season 1, Gallery - Photo Credit: Frank Ockenfels 3/AMC

¿Habrá zombis a la vuelta de esa esquina? Sigue soñando.

Pero volviendo a lo que quería contar…

FTWD es más drama que zombis, sí. Por ahora. Porque esa es otra: ¿Renuncia FTWD a ser una serie de zombis con muchos zombis? La primera temporada cuenta con seis capítulos, una campaña de mecha corta que apenas permite introducir y contar el conflicto familiar –que, por otro lado, es lo que quiere contar–. Sin embargo, el último capítulo es mucho más generoso en lo que refiere a cantidad de zombis por minuto, mucho más cerca del ratio que ofrece TWD. Y si tenemos en cuenta la premisa dramática de la serie, esta introducción paulatina de caminantes en realidad responde a un desarrollo normal y esperado a través del cual vemos como, poco a poco, estos personajes verosímiles descubren y asimilan el mundo post-apocalíptico que se avecina. Me juego el culo a que si hubieran aparecido 2.000 zombis en la primera escena de FTWD los mismos que ahora se rasgan las vestiduras reprochando tanta prudencia ahora estarían enfurruñados, aporreando sus teclados en un Sturbucks al grito de “¡Esto es lo mismo que lo otro! ¡Nos han tomado el pelo!”. Y es que el ‘fan-talibán’ es un ser ocioso y lleno de odio que necesita vomitar en las redes para no acabar pegando tiros por ahí. Será mejor que les sigamos cediendo ese pipicán cibernético. Dejemos que nos salpiquen con sangre metafórica, que no mancha. Es mejor así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s